por

Ficha Técnica

Sudermín Refrescante

Sudermín Refrescante

Composición:


Acido Benzoico 0.35 g.
Acido Borico 3 g
Oxido De Zinc 1.74 g.
Flor de azufre 17.60 g.
Almidón 23.47 g.
Aromatizante 1 ml
Talco aromatizado c.s.p. 43.19 g.

Acción Farmacológica:


. Propiedades farmacodinámicas:
Para comprender mejor la acción terapéutica del producto será necesario conocer el problema que se pretende resolver y sus causas.

Se trata de un polvo antiséptico indicado especialmente como refrescante por las propiedades antisépticas que le otorga su contenido en azufre, Antimicóticas por su contenido en ácido benzóico, azufre y ácido bórico, y propiedades astringentes por su contenido en óxido de zinc y ácido bórico, además la presencia de talco que posee propiedades absorventes de la humedad, es lubricante seco y protector de la piel.

Acción antifúngica
Los hongos se encuentran sobre todo en la capa cornea, de manera que si se produce descamación o exfoliación se elimina aquella junto con la mayor parte de los parásitos, por lo tanto los queratolíticos aunque no muy potentes, como es el azufre, por esa acción pueden emplearse como fungicidas solos o combinados.

Acción terapéutica del Ácido bórico
El ácido bórico posee propiedades bacteriostáticas y micostáticas débiles. El ácido bórico se emplea como antimicrobiano tópico y en colirios. También se utiliza como conservante para muestras de orina y para la vaginitis. El ácido bórico no es de uso interno, sólo por vía tópica.

Acción terapéutica del Oxido de zinc, Almidón y del Talco
El Oxido de zinc, Almidón y el Talco forman parte del grupo de drogas para la medicación tópica o local usadas como antiflogísticas locales, polvos inertes protectores dela piel, insolubles que impiden mecanicamente ña acción de irritantes sobre lapiel.
La piel inflamada es muy sensible y fácilmente irritada por cualquier agente. Por esta razón es primordial en esos casos proteger dichas estructuras de los agentes químicos, mecánicos, físicos e infecciosos.
La acción pricipal del almidón, del Talco y del óxido de Zinc para el pitaí o miliaria es su acción secante y refrescante
Acción secante y refrescante
Por ser polvos que se mojan failmente con agua de manera que absoren dicho líquido son polvos secantes. El almidón es el más absorbente.
Cuando existen excoriaciones y rezumamiento, el Oxido de zinc, el Amidón y también el Talco, por su poder absorbente, actúan como secantes y, debido a la amplia superficie creada para la evaporación de los líquidos superficiales -sudor-, también tienen acción refrescante -pérdida de calor-.
Acción protectora
La función fundamental del Almidón, del Oxido de zinc y del Talco sobre la piel es la de protección adhiriéndose a la superficie inflamada o lesionada, formando una capa que impide la irritación por el aire, la fricción de la ropa o de las superficies cutáneas opuestas, disminuyendo así el prurito y el ardor.
Acción antiséptica y antiinflamatoria
Como la desecación crea un medio desfavorable para el crecimiento bacteriano, estos fármacos disminuyen la posibilidad de infección, comportándose en cierto modo como antisépticos. Finalmente por su poder de adsorción de productos bacterianos e irritantes, se refuerza el efecto anterior y el protector.

Propiedades farmacocinéticas:
El ácido bórico es el único componente de la fórmula que se absorbe en el tubo digestivo, a través de la piel lesionada y desde las heridas y las membranas mucosas. No penetra con facilidad en una piel íntegra. Aproximadamente el 50% de la cantidad absorbida es excretada por la orina en las 24 h siguientes y la mayor parte del resto se excreta a las 96 h de la ingestión.
Propiedades toxicológicas:
Los principales síntomas de intoxicación grave con ácido bórico son vómitos y diarreas, dolor abdominal, exantema eritematoso que implica tanto la piel como las membranas mucosas, seguido por descamación y la estimulación o depresión del SNC. Pueden presentarse convulsiones e hipertermia. También pueden producirse lesiones tubulares renales. Rara vez se ha descrito funcionamiento anormal del hígado e ictericia.
La lenta excreción del ácido bórico puede causar una toxicidad acumulativa durante su uso repetido. Los síntomas de intoxicación crónica consisten en anorexia, trastornos digestivos, debilidad, confusión, dermatitis, trastornos menstruales, anemia, convulsiones y alopecia.
Los casos mortales han ocurrido con mayor frecuencia en niños pequeños tras la ingestión accidental de soluciones de ácido bórico o tras aplicar polvo de ácido bórico sobre la piel escoriada. El ácido bórico inhalado es irritante pulmonar.

Precauciones:


No restregar la piel fuertemente.
Generalmente el producto es muy bien tolerado y rara vez produce alguna reacción, pero si esto ocurriera suspender su uso y consultar al dermatólogo.
El ácido bórico no debe emplearse en niños menores de 3 años sin atención médica; y los preparados de aplicación tópica que contienen más del equivalente al 1,5% de ácido bórico no deben aplicarse sobre piel dañada o irritada.

Reacciones Adversas:


No presenta

Acción(es) Terapéutica(s):


Antiséptico uso externo, Antimicótico, Astringente

Posología:


Espolvorear en las partes afectadas del cuerpo de 3 a 4 veces al día.

Presentaciones:


Frasco x 100 gr.

Indicaciones:


Está indicado para el tratamiento del mal olor, como Antimicótico, y como Astringente evitando el exceso de sudoracion.

Contra Indicaciones:


Está contraindicado en pieles con heridas, quemaduras o grietas.

Interacciones:


Dado el uso local de este fármaco no se las considera.
digestivos, debilidad, confusión, dermatitis, trastornos menstruales, anemia, convulsiones y alopecia.
IFARBO LTDA

Hoy y siempre protegemos su salud


| Copyright © 2007 IFARBO "LTDA" - Todos los derechos reservados. - Desarrollado y Diseñado por  tuPC911  |
Siguenos en: