por

Ficha Técnica

Emulfarbo Frambuesa

Emulfarbo Frambuesa

Composición:


Vitamina A 999.99 U.I.
Vitamina D3 250.00 U.I.
Aceite de Higado de Halibut 0.05 ml

Acción Farmacológica:


ACEITE DE HÍGADO DE HALIBUT
El Aceite de hígado de halibut o de hipogloso es el aceite de hígados frescos o conservados adecuadamente de la especie halibut del género hipoglossus linné, de la familia de los pleuronéctidos.
El Aceite de hígado de halibut contiene en cada gramo no menos de 30.000 y no más de 60.000 Unidades USP de Vitamina A y no menos de 3.000 y no menos de 6.000 Unidades USP de Vitamina D.
Su proporción de vitaminas A y D es de cincuenta a sesenta veces mayor que en la misma cantidad de Aceite de hígado de bacalao.
Es el preparado de elección cuando se desea una ingestión natural de Vitamina A.



PROPIEDADES TERAPEUTICAS DE LA VITAMINA A
El Aceite de hígado de hipogloso es la fuente más importante de Vitamina A y también contiene Vitamina D.
Los medicamentos a base de aceite de hígado de pescado adolecen del grave defecto de saber y oler fuertemente a pescado lo cual hace que la mayoría de los pacientes, sobre todo los niños, no acepten la ingestión de estos preparados. Este grave defecto queda completamente suprimido en el EMULFARBO, que presenta un agradable sabor a fruta en lugar de aquel desagradable sabor.
Carencia de la Vitamina A
Existen tres causas principales de dicha carencia:
a) Aporte insuficiente de caroteno y vitamina A.
b) Aumento de requerimientos como en el embarazo, lactancia, fiebre, crecimiento, afecciones pulmonares y por causas externas, como quemaduras de primer grado, insuficiencias crónicas y aumento de metabolismo
c) Afecciones hepáticas.
Avitaminosis A
La deficiencia de la Vitamina A y la desnutrición proteica son las enfermedades nutritivas carenciales más graves en una gran parte de la población del mundo, en particular en América del Sur.
La deficiencia de Vitamina A puede ser mortal, especialmente en lactantes y niños pequeños que sufren kwashiorkor, (voz africana que significa niño apartado o destetado) o mala nutrición proteico-calórica grave, observada en niños de cuatro meses a cinco años de edad y que se caracteriza por deficit de peso, menor al 25 %, dermatitis, transtornos psíquicos (apatía, tristeza, etc.) hepatosplenomegalia, anemia, edemas generalizados. Se calcula que decenas de niños quedan ciegos cada año por aporte inadecuado de vitamina A.
Los síntomas de deficiencia ligera de Vitamina A frecuentemente pasan inadvertidos. La manifestación primera y más fácil de reconocer es la ceguera nocturna o visión imperfecta con luz escasa -nictalopía -. Además de los efectos sobre el desarrollo y crecimiento, la deficiencia de la vitamina A se acompaña de queratinización del epitelio, especialmente en conjuntiva y cornea. Frecuentemente hay transtornos del gusto y el olfato en individuos que sufren carencia de vitamina A, resultante indudablemente de su efecto queratinizante, también puede disminuir la audición.
En la piel, ocasionalmente, se ven queratinización y desecación, pueden producirse erupciones papilares en los folículos
pilosos y sebáceos, especialmente en las extremidades.
Las glándulas sudoríparas pueden sufrir atrofia y metaplasia queratinizante de células escamosas.
En el aparato bronquial, las alteraciones en el epitelio de los bronquios aumentan la frecuencia de las infecciones de las vías respiratorias en el estado de deficiencia de Vitamina A. Hay también disminución de la elasticidad del pulmón y en otros tejidos.
En el aparato genitourinario los cálculos son frecuentes acompañantes de la deficiencia de la Vitamina A. El epitelio del aparato urinario comparte las alteraciones patológicas generales de todos los epitelios. Los detritos epiteliales proporcionan los núcleos sobre los que se forman los cálculos. También se observa, a veces, degeneración de los testículos.
En el tubo digestivo son conocidas las alteraciones del epitelio intestinal y del conducto pancreático, las cuales pueden originar la diarrea que se ve a veces en los estados de deficiencia de la Vitamina A.
Otros signos y síntomas: En los mamíferos, la deficiencia de Vitamina A es causa de viciosa modelación del esqueleto con producción de hueso de textura esponjosa, lesiones en los nervios, anormalidades en la reproducción, aborto y producción de crías malformadas.

Terapia
El síndrome de carencia de vitamina A se previene y se cura espectacularmente por la administración de dicha vitamina por vía oral.

PROPIEDADES TERAPEUTICAS DE LA VITAMINA D
La función principal de la Vitamina D es la de mantener a niveles normales las concentraciones humorales de calcio y fósforo.
Su farmacología se manifiesta a los siguientes niveles:
A nivel de intestino, aumentando la absorción del calcio y del fósforo. A nivel de hueso, si es raquítico provoca la mineralización del tejido osteoide del cartílago; y en hueso no raquítico y a dosis altas provoca una acción osteolítica. Y a nivel de riñón, la vitamina D actúa sobre la excreción de calcio.
La administración de Vitamina D previene y cura rapidamente el síndrome de carencia de dicha vitamina, avitaminosis D o raquitismo.
Avitaminosis D
Una deficiencia de Vitamina D tiene como consecuencia la absorción inadecuada de calcio y fósforo. La consiguiente disminución del calcio plasmático estimula la secreción de hormona paratiroidea, que actúa para restablecer el calcio plasmático a expensas del calcio óseo.
En lactantes y niños esto dificulta la mineralización del tejido osteoide de nueva formación, y de la matriz del cartílago, provocando defecto en el crecimiento del hueso en forma de raquitismo. A consecuencia de la falta de calcificación, el hueso de los individuos raquíticos es extraordinariamente blando, y las tensiones y esfuerzos que debe soportar por el peso del cuerpo originan las deformaciones características de la enfermedad.
En adultos, la deficiencia de Vitamina D origina osteomalacia o raquitismo de adulto, que tiene particular tendencia a producirse en tiempos de aumento de necesidades de calcio, como durante el embarazo o la lactancia. La enfermedad se caracteriza por una disminución generalizada de la densidad ósea. Las deformaciones óseas sólo tienen lugar en etapas avanzadas de la enfermedad

Precauciones:


Sensibilidad a alguno de los componentes

Reacciones Adversas:


Ver contraindicaciones

Acción(es) Terapéutica(s):


Vitaminoterapia A, Vitaminoterapia D

Posología:


Niños: 1 cucharaditas de 5 ml al día
(2.500 U.I. de Vitamina A y 250 U.I. de Vitamina D)
Adultos: 1 cucharada de 15 ml al día
(7.500 U.I. de Vitamina A y 750 U.I. de Vitamina D)

Presentaciones:


Emulsión en frascos con un contenido de 175 ml
Con sabor agradable a naranja o a frambuesa.

Indicaciones:


Indicaciones de la Vitamina A
La Vitamina A está indicada en la prevención y curación de la hipovitaminosis A. En los casos de nictalopía, queratosis y cuando el nivel plasmático de Vitamina A es bajo, por ejemplo 10 mg o sea 30 UI / 100 ml.
Durante el embarazo, lactancia, ictericia obstructiva y en los niños pequeños sometidos a alimentación artificial, conviene suplementar la misma con la administración de 500 a 2.500 UI diarias de Vitamina A.
En todos estos casos es conveniente suplementar el aporte alimentario con Vitamina D, tal como se encuentra en nuestro preparado.
Indicaciones de la Vitamina D
Es de consenso actual que debe suministrarse esa vitamina a los lactantes desde que han cumplido dos semanas, especialmente si la alimentación es artificial, siendo imperioso su empleo en los prematuros, de crecimiento rápido; dicha administración debe continuarse por lo menos hasta los dos años de edad, y es conveniente también el empleo de dicha vitamina durante el crecimiento acelerado prepuberal, en la mujer embarazada y en la lactancia.
Para la administración de esta vitamina se da preferencia a los aceites de peces, concentrados de oleovitaminas A y D.
El raquitismo y la osteomalacia constituyen la indicación específica y más importante. Y el hipoparatiroidismo constituye la segunda indicación de la vitamina D, con el fin de elevar la calcemia, siendo los resultados obtenidos excelentes.

Contra Indicaciones:


Contraindicaciones de la Vitamina A
La administración oral de la Vitamina A está contraindicada en presencia del síndrome de malabsorción; si la malabsorción se debe a secreción biliar inadecuada, se puede emplear esta vía con administración simultánea de sales biliares (ácido deshidrocólico).
También está contraindicada en presencia de hipervitaminosis A.
Contraindicaciones de la Vitamina D
La administración de Vitamina D está contraindicada en hipercalcemia, hipervitaminosis D y osteodistrofia renal con hiperfosfatemia.

Interacciones:


No presenta
IFARBO LTDA

Hoy y siempre protegemos su salud


| Copyright © 2007 IFARBO "LTDA" - Todos los derechos reservados. - Desarrollado y Diseñado por  tuPC911  |
Siguenos en: