por

Ficha Técnica

Hierrosan Comprimidos

Hierrosan Comprimidos

Composición:


Acido Folico 0.50 mg
Fumarato Ferroso 182.50 mg

Acción Farmacológica:


El Fumarato ferroso se obtiene por reacción química del sulfato ferroso y el fumarato de sodio en solución acuosa caliente de donde precipita el fumarato ferroso anhidro, poco soluble.
El ácido fólico es una vitamina cuyo nombre deriva de la palabra latina folium, hoja. Fue aislada por primera vez a partir de hojas de espinaca. Existe en las hojas de la espinaca y la lechuga, en la levadura, hígado, riñones, legumbres secas, trigo. Actualmente, el Ácido fólico se obtiene por síntesis química. .
La molécula del ácido fólico está compuesta de tres fracciones: el ácido pteroico, el ácido para-aminobenzoico y el ácido glutámico.
Es un antianémico por su acción hematopoyética (o de producción de sangre) importante.

ACCION TERAPEUTICA

Una de las principales funciones de la sangre es el transporte del oxígeno de los pulmones a los tejidos, dicha función se realiza gracias a uno de los componentes más numerosos e importantes de la circulación sanguínea, los glóbulos rojos.
El número normal de glóbulos rojos, también llamados hematíes o eritrocitos, por cada milímetro cúbico de sangre es algo mayor a los cinco millones en los varones y algo menor en la mujer. Existen pues en el organismo unos 25 billones de eritrocitos, y como su promedio de vida es de cuatro meses aproximadamente, quiere decir que se deben formar cuatro millones de glóbulos rojos por segundo, lo que demuestra el sorprendente trabajo de la médula ósea, que se encuentra en todos los huesos y es el órgano productor de los eritrocitos.
En la etapa inicial de la eritropoyesis (o formación de glóbulos rojos) se forman los hemocitoblastos a partir de las células madres de la médula ósea, para luego continuar la génesis pasando por la etapa de los eritroblastos, los monoblastos, los reticulocitos y por último los eritrocitos para introducirse en el torrente sanguíneo.
La cantidad de eritrocitos depende de un equilibrio entre su formación y su destrucción; la regulación de producción de glóbulos rojos y por tanto de dicho equilibrio es uno de los sistemas más perfectos del organismo, pues normalmente son muy constantes aquellos valores.
Los factores que rigen la producción de glóbulos rojos son de tres tipos:
a) Los estimulantes generales entre los que el factor fundamental es el oxígeno.
b) Un factor de maduración para que se produzca una adecuada formación de los eritrocitos en su génesis, para lo que es necesario la presencia del Acido fólico o folato y la Vitamina B12. Sin estos elementos los eritroblastos (células de los precursores de los eritrocitos) no proliferan con rapidez, sino que tienden a aumentar más y más de volumen sin dividirse como de costumbre. En consecuencia se forman unos eritroblastos de tamaño excesivo, llamados megaloblastos y cuando por último se forman los eritrocitos, éstos son de gran tamaño y de membrana frágil por lo que se destruyen muy fácilmente produciéndose como consecuencia la anemia, que se llama megaloblástica o macrocítica.
Las causas de la anemia megaloblástica varían en las diferentes partes del mundo: son la deficiencia de folato en alcohólicos, la anemia perniciosa por mala absorción de la Vitamina B12. En ciertas zonas próximas al ecuador por graves deficiencias de ácido fólico y vitamina B12.. No son raras las deficiencias combinadas de vitamina B12 y ácido fólico.
En ocasiones las anemias megaloblásticas pueden verse inducidas por factores no relacionados con la carencia de vitaminas. En tales casos, la mayor parte de las veces están causados por uno o más de los numerosos fármacos que interfieren con la síntesis de ADN.
c) Los factores de formación de la hemoglobina, componente principal del eritrocito, pigmento respiratorio de la sangre, cuya principal función es el transporte de los gases respiratorios, el oxígeno y el dióxido de carbono. Estos factores son: los aminoácidos para la formación de la “globina” de la hemoglobina y los minerales, con la absoluta necesidad del hierro, para la formación del “hem” molécula con un átomo de hierro bivalente, situado en la parte central de la molécula de hemoglobina. Y será justamente el átomo de hierro de la hemoglobina el que se encargue de conjugar el oxígeno para su transporte.
Cuando la concentración de hemoglobina está por debajo de las cifras normales, debido a su déficit de hierro, el número de eritrocitos puede ser casi normal, pero éstos serán más pequeños o de poco color rojo, por lo que la cantidad de oxígeno que puede ser transportada a los tejidos dista mucho de la necesaria. Entonces se produce la anemia que se denomina ferropénica o hipocrómica.
Las anemias que pretendemos solucionar con nuestro producto Hierrosan comprimidos masticables son las anemias megaloblásticas y las anemias ferropénicas, que son las más frecuentes y fácilmente remediables con una alimentación adecuada y apoyada ésta por un aporte medicamentoso de dichos factores, el hierro y el ácido fólico, pero de graves consecuencias en caso de no reparar dichas carencias. Hierrosán gotas pediátricas está indicado para le tratamiento de las anemias ferropénicas, las más frecuentes en los niños.

Acción terapéutica del Fumarato ferroso y del Sulfato ferroso
El hierro procedente de los compuestos que contienen el metal en forma ionizable, tanto si son minerales u orgánicos, como es el caso del Sulfato ferroso y del Fumarato ferroso respectivamente, tiene una acción espectacular en las anemias por deficiencia de hierro o ferropénicas, llamadas también microcíticas o hipocrómicas, sobre las que el Acido fólico y la Vitamina B12 son ineficaces.
La respuesta a la administración de hierro es en primer lugar un aumento del porcentaje de reticulocitos, que es máximo del quinto al décimo día de iniciado el tratamiento; luego se produce aumento de la hemoglobina y del número de eritrocitos, así como el volumen relativo de glóbulos rojos (hematocrito), lo que se realiza en forma más lenta, pero que puede sobrepasar en cierto momento lo normal y llegar a seis millones/mm3. Se normalizan también el valor globular y los valores hematimétricos, a saber, el volumen corpuscular medio, la hemoglobina corpuscular media, que estaban todos disminuidos. Se produce así una mejoría sintomática y muy pronto desaparecen la palidez, la inapetencia, la disfagia –o deglución difícil-, la disnea –o dificultad en la respiración-, las palpitaciones y la glositis –o inflamación de la lengua- cuando existen.
Esta respuesta se observa cuando se administra hierro tanto por vía oral como por vía parenteral.
La ingestión de dosis adecuadas de preparados de hierro produce generalmente un aumento aproximado de 0.15 g/100 ml por día durante las primeras 3 a 4 semanas, pero que puede ser mayor hasta 0.30 g/100 ml por día; luego dicho aumento se reduce a medida que asciende el nivel de hemoglobina.
La proporción de hierro utilizada en la formación de hemoglobina varía para los distintos preparados, y depende esencialmente de diferencias de absorción. Si se considera satisfactorio un aumento de hemoglobina diario de 0.15g/100 ml en una anemia de este tipo, dicho aumento corresponde a 25 mg de hierro utilizado en la formación de la hemoglobina.

Acción terapéutica del Ácido fólico
El Ácido fólico actúa en las anemias macrocíticas o megaloblásticas, tales como la macrocítica tropical, síndromes de malabsorción -esprue tropical, enteropatía por gluten-. La anemía macrocítica del embarazo y la megaloblástica infantil. El Acido fólico provoca una remisión del cuadro hematológico, con un aumento del número de eritrocitos y disminución de su tamaño anormal, aumento de la hemoglobina y desaparición de la hiperplasia megaloblástica de la médula ósea.
Si se comparan los efectos producidos por el Acido fólico con los de la vitamina B12, puede observarse que en las anemias megaloblásticas, diferentes de la anemia perniciosa, la respuesta es superior al utilizar Ácido fólico, que actúa aun en casos en que la Vitamina B12 es ineficaz, y produce siempre una remisión absoluta del cuadro, que se debe en estos caso a deficiencia de Ácido fólico. En cambio en la anemia perniciosa, los resultados hematológicos no son tan espectaculares como con la Vitamina B12 y requieren dosis elevadas; la glositis no responde tan bien, pero lo importante sobre todo es que el Ácido fólico no tiene acción sobre las alteraciones neurológicas de la anemia perniciosa.

Mecanismo de acción del Fumarato ferroso
Está hoy aceptado unánimemente que el papel del hierro es el de cumplir un papel esencial en la formación de la hemoglobina y en el transporte del oxígeno, y actúa únicamente en las anemias por deficiencia de hierro..

Mecanismo de acción del Ácido fólico
El ácido fólico o folato interviene en la transformación y síntesis en el organismo de diversos metabolitos, sobre todo de las purinas y pirimidinas, esenciales para la síntesis del ADN o ácido desoxirribonucleico, y por consecuencia de los glóbulos rojos.

Precauciones:


Alcoholismo, insuficiencia hepática y/o renal. En niños la sobredosis de 3 gramos causa intoxicación a veces mortal.

Reacciones Adversas:


Irritación Gastrointestinal, constipación (estreñimiento) o diarrea. Heces de color oscuro, dientes de color oscuro especialmente con preparados líquidos.

Acción(es) Terapéutica(s):


Antianemico, Desnutricion, Embarazo

Posología:


DOSIS
Hierrosán gotas pediátricas
Para niños: 2,5 mg de Hierro elemental (= 2 gotas) /Kg/día

De 1 mes a 1 año: De 7 a 20 gotas al día
De 1 a 6 años: De 20 a 40 gotas al día
De 6 a 12 años: De 20 a 80 gotas al día

Que se pueden repartir en tres tomas al día.

Hierrosán comprimidos masticables
Dosis para adultos
- En tratamientos 2 a 3 comprimidos masticables diarios.
- Como suplemento y preventivo en el embarazo de 1 a 2 comprimidos masticables diarios.

La duración del tratamiento según la evolución de la patología, no debe exceder los 6 meses y la suplementación sólo hasta 90 días.

Presentaciones:


Hierrosán comprimidos masticables
Caja de 100 comprimidos masticables sabor a chocolate encintados.

Indicaciones:


Hierrosán gotas pediátricas está indicado en la prevención y tratamiento de las anemias ferropénicas. Indicado en pediatría, en el tratamiento de los estados carenciales de Hierro, tales como los estados de desnutrición, enfermos sometidos a nutrición parenteral, y síndrome de malabsorción intestinal.

Hierrosán Comprimidos está indicado en el tratamiento de los estados carenciales de Hierro y Acido fólico. Anemia ferropénica, por deficiencia de hierro, prevención de anemias megaloblásticas por deficiencia de Ácido fólico, suplemento nutricional y deficiencia vitamínica en el embarazo. Específico para las anemias megaloblásticas, microcíticas y ferropénicas.

Contra Indicaciones:


En casos de hemocromatosis, hemosiderosis, úlcera péptica, enteritis regional e hipersensibilidad al medicamento.
El medicamento está contraindicado en la anemia hemolítica y en la anemia perniciosa, al extremo de que ante la duda de que el paciente esté afectado de esta enfermedad, debe administrarse vitamina B12 por vía parenteral y no ácido fólico.

Interacciones:


Antiácidos, cloranfenicol, penicilina, tetraciclinas, cotrimoxazol, vitamina C. Anticonceptivos orales, fenitoina, pirimetamina.
IFARBO LTDA

Hoy y siempre protegemos su salud


| Copyright © 2007 IFARBO "LTDA" - Todos los derechos reservados. - Desarrollado y Diseñado por  tuPC911  |
Siguenos en: