por

Ficha Técnica

Ifarlgin

Ifarlgin

Composición:


Menthol 25.00 g
Salicilato De Metilo 25.00 g
Excipientes c.s.p. 100.00 g
Oleorresina de cápsico 1.66 g

Acción Farmacológica:


Acción del Salicilato de metilo

El Salicilato de metilo es una droga que pertenece a la clase de los antiinflamatorios no esteroides y analgésicos. Es un éster del ácido salicílico por sustitución del H carboxilo por un metilo, que se emplea como revulsivo por vía tópica.

Se denominan revulsivos o contrairritantes a aquellos agentes empleados para irritar la piel sana con el objeto principalmente de aliviar el dolor en estructuras profundas -vísceras y músculos-. Los agentes revulsivos pueden ser físicos o químicos.
Los agentes revulsivos químicos corresponden especialmente a sustancias orgánicas volátiles, de las cuales la que más se emplea en la actualidad es precisamente el Salicilato de metilo, que con una ligera fricción se acrecienta el poder revulsivo, ya que la fricción, como el calor constituyen un revulsivo físico.
Los revulsivos o contrairritantes aplicados sobre la piel poseen una acción local y otra a distancia sobre estructuras profundas.
Acción local
La aplicación de los agentes irritantes sobre la piel da lugar a una serie de reacciones que en grado de intensidad pueden clasificarse en cuatro: Rubefacción, vesicación, pustulación y corrosión.
Al tratar del Salicilato de metílo sólo atenderemos a la rubefacción, que es el primer grado de la acción irritante. La rubefacción consiste en una coloración roja de la piel por vasodilatación arteriocapilar -los agentes que la producen son los rubefacientes-, y esta hiperemia o congestión se acompaña de aumento de la temperatura cutánea y generalmente de prurito, ardor y un ligero dolor.

Acción a distancia

La acción de los irritantes cutáneos no se circunscribe al lugar de su aplicación sino que se ejerce a distancia sobre estructuras profundas, somáticas -músculos, bolsas serosas, articulaciones- y viscerales -pleura, pulmón, intestino, ureter-. Estas acciones a distancia, denominadas revulsivas o de contrairritación, se ejercen sobre las estructuras profundas inervadas por el mismo segmento del sistema nervioso central que la región cutánea donde se aplica el irritante y son de dos clases, analgésicas y vasodilatadoras. Veámoslas:

1. Acción analgésica profunda

La aplicación de un revulsivo a la piel puede ir seguida de alivio ,del dolor en estructuras profundas subyacentes, en el caso de miositis, bursitis, artritis, neuritis y aún en vísceras profundas.
El modo de acción se relaciona con lo que se denomina "dolor referido". En general, cuando los nervios sensitivos de un órgano -el riñón, por ejemplo- son estimulados por un proceso patológico -litiasis renal-, el dolor se refiere al área cutánea -región lumbar- inervada por el nervio espinal que se origina en el mismo segmento de la médula; los nervios aferentes de ambas zonas -visceral y cutánea- terminan en el mismo segmento o región de sustancia gris espinal, y después de pasar por el tálamo óptico llegan a los centros superiores, siguiendo, pues, una vía final común.
Ahora bien, normalmente el cerebro suele recibir sensaciones desde las paredes del organismo y raras veces de las vísceras, de manera que, cuando las recibe de órganos profundos -riñón- , da lugar al mismo resultado consciente de la estimulación de la piel y la refiere a la zona cutánea correspondiente - zona lumbar.
Si se aplica un revulsivo sobre la piel en la zona del dolor referido en el caso de afecciones somáticas profundas y viscerales, dicha estimulación cutánea intensa origina impulsos que ocupan la vía final común, de manera que son excluídos parcial o completamente los estímulos de dolor visceral o somático, con alivio del dolor.
Es posible, no está demostrado, que se produzca liberación central de endomorfinas que puede contribuir a dicha acción analgésica. Pero no debe olvidarse que existe, además, en la acción de los revulsivos un componente psíquico importante, que puede ayudar de este modo a sus efectos analgésicos.

2 . Acción vasodilatadora profunda

La irritación cutánea, además de llevar a la producción de un reflejo axónico arriba señalado, origina también reflejos verdaderos espinales que provocan vasodilatación en las estructuras profundas, denominados reflejos de Loven. Esta vasodilatación con su mayor flujo sanguíneo -hiperemia- a las estructuras profundas enfermas, puede producir efectos beneficiosos por aporte de elementos antibacterianos; además se cree que este aumento de circulación en las estructuras profundas pueda tener también acción analgésica en ella quizás por dispersión de las sustancias productoras de dolor.

Acción del Mentol

El Mentol aplicado localmente a la piel y mucosa produce una sensación de frío por estimulación específica de los receptores de la sensación de frío, correspondientes a terminaciones libres de los nervios cutáneos o de las mucosas, los mismos que producen la sensación de dolor; luego se produce ligera anestesia local.

En altas concentraciones la droga se convierte en irritante, es decir en rubefaciente, que es lo que ocurre en nuestro producto.

El Mentol también presenta una acción antiséptica no muy intensa, con un coeficiente fenol de 10.

Acción de la Oleorresina de cápsico

Como contrairritante goza de las mismas propiedades del Salicilato de metilo, por lo que no repetiremos lo dicho anteriormente.
Además, debido a la Capsaicina de la Oleorresina de cápsico, actúa como analgésico. El dolor que se percibe en la piel y otras sensaciones de inflamación crónica pueden estar mediadas por la sustancia P, un nuecleoprótido endógeno, localizado dentro de los nervios del Sistema nervioso central y periférico, y se sospecha que es un neurotransmisor, neuromodulador o factor tráfico. Abunda en neuronas aferentes sensitivas primarias del tipo no mielinizadas pequeñas y se ha asociado con la transmisión de la sensación de dolor.
La Capsaicina, el principio activo del Cápsico, potencia la liberación de sustancia P de las neuronas y previene su acumulación. Como resultado de este efecto, se cree que el fármaco insensibiliza la piel del dolor mediante el agotamiento de la sustancia P de las neuronas sensitivas periféricas.
Además es importante el aporte térmico necesario psicosomáticamente para el alivio de muchos dolores.

Precauciones:


No debe llegar a lastimarse la piel con la fricción. Evitar el contacto directo con heridas y ulceraciones. Y lavarse las manos después de friccionar o de friccionarse

Reacciones Adversas:


No presenta

Acción(es) Terapéutica(s):


Antiinflamatorio no esteroidal, Analgésico tópico, Refrescante, Rubefaciente

Posología:


Se aplica en la zona cutánea correspondiente a la región enferma, mediante fricción. Es conveniente, con el fin de aumentar y prolongar su acción, colocar una franela para impedir la evaporación de la droga volatil.

Se puede aplicar 2 a 3 veces al día.

Presentaciones:


Ifarlgín ungüento: Tubos colapsibles de aluminio con un contenido de 25 gramos.
Ifarlgín fricción: Suspensión cremosa lavable en frascos con un contenido de 60 y 120 ml.

Indicaciones:


CARACTERISTICAS Y VENTAJAS
El Ungüento se presenta en tubos colapsibles de aluminio con barniz farmacéutico interior y con un contenido de 25 gramos. Se trata de uno de los medicamentos de uso tópico antirreumático y analgésico de más elevada potencia por el contenido de principios activos, en fórmula adecuada, para dolores no sólo musculares sino también viscerales intensos y aún profundos.
La fricción se presenta en la forma farmacéutica de emulsión fluida, fácilmente extendible sobre la piel para aplicar en forma de fricción, en particular a deportistas y fácilmente lavable con similar acción que el ungüento, con producción de calor.
Tanto el Ifarlgín ungüento como el Ifarlgín fricción están indicados para aliviar el dolor de los casos de reumatismo muscular y articular, miositis, artritis, neuralgias, neuritis, bursitis, tendinitis, fibrositis. A si como lumbago, ciática, neuralgias, dolor de la muñeca, síndrome hombro-brazo, esguinces, golpes y contusiones.
Para aliviar los procesos espasmódicos, como cólicos del riñón, ureter, intestino, etc. Y en otros casos de dolores producidos en los esfuerzos físicos como en la actividad deportiva.

Contra Indicaciones:


No presenta

Interacciones:


Ninguna conocida
IFARBO LTDA

Hoy y siempre protegemos su salud


| Copyright © 2007 IFARBO "LTDA" - Todos los derechos reservados. - Desarrollado y Diseñado por  tuPC911  |
Siguenos en: